Como salvar tu matrimonio
Reflexiones para un matrimonio

Reflexiones para un matrimonio; ¿Es tan valiosa una relación?

El amor es un don milagroso, y una boda es una celebración de ese regalo. El matrimonio es el amor de dos personas comprometidas el uno con el otro, pero el matrimonio es también un desafío.

El matrimonio es la paciencia y la entrega y el cuidado y la fe. Es la honestidad y la franqueza y la seriedad y la verdad.

El matrimonio es la amistad y el respeto. Es la voluntad de aceptar las cualidades y diferencias de ambos, no importando si son débiles o fuertes. Se trata de un entendimiento mutuo que conduzca a una mayor comprensión de sí mismo. El matrimonio es una promesa hecha… y un matrimonio exitoso y duradero… es una promesa cumplida… ¡una y otra y otra vez! No importa lo ocupado que tus días sean, haz tiempo para ustedes.

Relájate. Sorprende a la otra persona. Encuentra posibilidades cada día para demostrar que estas agradecido de estar con ella, ser amigos, estar casados o a punto de casarse. Para hacer que el amor se mantenga encendido, pónganse el uno al otro primero. Que el amor sea su refugio.

Reflexiones para un matrimonio

El mundo, es a veces, ruidoso y confuso así que haz de tu casa un refugio, un lugar tranquilo donde se puedan escuchar los corazones y saborear la cercanía cómoda que comparten. Coopera y comprométete con la otra persona. Dar el paso hacia el matrimonio significa compartir todo. No sólo sus esperanzas y sueños, sino también compartir todos los aspectos de sus vidas diarias.

En un matrimonio ya no solo pueden pensar en sí mismos, ahora deben cuidar el uno del otro. Si en la pareja se consideran igualmente importantes, el uno al otro, y cada uno se siente de igual valor en la relación, se va a crear la mejor circunstancia para que prospere su amor y felicidad.

Una relación exitosa se basa en la “Comunicación”. Pero no se trata sólo de hablar, sino de escuchar. No importa lo mucho que amas a alguien, si no se puede comunicar… entonces, ¿qué tienes? Para comunicarse efectivamente deben darse cuenta de que a medida que se escucha, todos percibimos las cosas de manera diferente… una vez aproveches este conocimiento se puede utilizar como guía para comunicarse con los demás.

Vivir una vida de Comunicación será tu primer paso en tener un matrimonio ideal. La vida no es perfecta. Se cometen errores, pero cada vez que enfrenten juntos a los desafíos de la vida, crecerán más sabios, más fuertes y más seguros de su amor. El amor está lleno de promesas y esperanzas, pero no te olvides de hacer los planes, el compromiso con el otro.

Invierte tu atención y toda tu energía en la relación. Un matrimonio exitoso significa enamorarse de la misma persona una y otra vez a lo largo de toda la vida juntos. Valora tus ayeres. Son recuerdos irremplazables de su viaje por la vida. Hacer recuerdos traerá sonrisas y suspiros cada vez que uno mira hacia atrás… y mira hacia atrás a menudo. Y también sueñen juntos.

Hagan promesas que cumplir. La felicidad en el matrimonio no es algo que simplemente ocurre. Un buen matrimonio debe ser creado. En el Arte del Matrimonio: Las pequeñas cosas son las cosas grandes. Es nunca ser demasiado viejo para tomarse de las manos. Es recordar decir “Te amo” al menos una vez al día. Nunca irse a dormir enojado.

Es en ningún momento tomar al otro por sentado; el noviazgo no debe terminar con la luna de miel, debe proseguir a través de todos los años. Es tener un sentido mutuo de creencias, valores y objetivos comunes. Es estar de pie juntos frente al mundo.

Es formar un círculo de amor que se acumula en toda la familia. Reflexiones de Matrimonio… como ahora dos corazones son un amor, dos almas son ahora un destino y dos vidas son ahora un hermoso Futuro.